• No hay productos en el carrito.

Blog

  • Home
Adenium obesum

Rosa del desierto

La planta también se caracteriza por soportar épocas de sequia total en presencia del hábitat natural.

Debido a que su tamaño puede ser contenido y a sus formas inusuales, se están convirtiendo en plantas cada vez más populares como bonsais tropicales o suculentos. Pueden ser plantas de interior de rápido crecimiento y gratificantes en casi cualquier clima.

Proviene del este de África, donde se suele conseguir junto con otras especies o subespecies. Al mismo tiempo, también puede ser encontrada en países como Sudan, Yemen, Namibia, Zimbabwe y Sudáfrica. El nombre de la planta proviene Adén.

¡Es una planta del desierto! Por lo que tenés que ponerla en el lugar con más sol y con menos humedad que encuentres para que prospere.

Temperatura: se recomienda que esté en un lugar que le ofrezca una temperatura por encima de los 25ºC. Si se encuentra en temperaturas más bajas, puede sufrir daños irreparables, como la muerte de las raíces y la perdida de follaje. En regiones donde hay bajas temperaturas, se debe tener en macetas, en lugares cerrados, sin corrientes de aire frío.
Iluminación:Tiene que tener mucha luz, no necesariamente al sol directo pero sí intensa. Al no obtener la luz suficiente, las hojas pueden marchitarse.
Humedad:  Actúan como plantas con doble personalidad, en verano parecen tropicales, pero durante su época de descanso en invierno hay que dejarlas en el lugar más seco que se tenga de la casa, en invierno con mucha humedad se vuelven muy suceptibles al ataque de hongos.

Están claseficadas como plantas aptas para pulgar iniciado porque hay que tratarlas como si fueran dos plantas diferentes en verano y en invierno.

En el calor del verano, mientras están en pleno crecimiento, deben tratarse como una planta tropical, regadas abundantemente y con frecuencia y fertilizadas con una buena cantidad de generosidad. En invierno necesitan un descanso seco, y deben tratarse como un cactus, con riegos ocasionales ligeros durante los días cálidos y brillantes.

Pero como son plantas adaptadas a la sequía no es necesario contratar a un cuidador de plantas para que las riegue mientras se está afuera de vacaciones de verano por 15 días. 

Entonces: proporcionar abundante agua durante la temporada de crecimiento. Si el sustrato está bien drenado y el clima es cálido y soleado, las raíces absorben rápidamente la humedad del suelo que se pierde a través de la transpiración normal. En suelos bien drenados durante el crecimiento activo en el calor del pleno verano, las plantas se pueden regar literalmente a diario.

Cuando la temperatura baja, cuando hace frío, a las rosas del desierto no les gusta estar en suelo húmedo durante mucho tiempo. Si en verano llegara a bajar la temperatura o hay una seguidilla de días nublados, es conveniente reducir el riego. A medida que se acerca el otoño, se debe ir bajando la frecuencia de riego también. Adenium obesum se puede mantener con hojas durante todo el año o puede perderlas en invierno si las temperaturas no llegan a ser las ideales. En el caso de que las hojas se mantangan,  se debe regar ligeramente especialmente en los días más cálidos, tal vez cada semana o dos durante todo el invierno; asegurándose de dejar que la tierra se seque durante varios días entre riegos. Si pierde las hojas el riego será una vez por mes.

Fertilización

Los adenios (otro nombre no tan romántico de la rosa del desierto) se pueden fertilizar semanalmente durante la temporada de crecimiento, utilizando cualquier fertilizante balanceado de buena calidad para plantas de interior, pero solo a la mitad de la dosis recomendada.

En la naturaleza, Adenium obesum puede asumir las proporciones de un arbusto grande o un árbol pequeño. Sin embargo, viven bastante felices si su tamaño es restringido, y florecerán fielmente. Se pueden tener plantas de más de 30 años en macetas pequeñas con un tamaño de 50cm de alto.

Poda

Muchos adenios se ramifican de manera bastante escasa e, incluso cuando crecen con fuerza, pueden parecer largas después de un tiempo. La poda juiciosa dará como resultado una mejor ramificación y una planta de aspecto más completo. Debido a que las flores se desarrollan en los extremos de los tallos, una planta más ramificada también producirá más flores.

Posibles pestes

La rosa del desierto en interior es especialmente suceptible al ataque de arañuelas (ácaros) y cochinillas que pueden eliminarse fácilmente con acaricidas o insecticidas según corresponda. Los ácaros pueden ser particularmente malos, ya que se acumulan muy rápidamente y provocan una caída total de las hojas. Las plantas afectadas darán hojas nuevas rápidamente una vez que se controlen los ácaros.

Tipo de maceta

Cualquier tipo de maceta (arcilla, plástico o cerámica) es aceptable, pero debe tener un buen drenaje (nunca dejar agua en el plato). La maceta solo debe ser un poco más grande que el tamaño de la masa de la raíz.

La sobredimensión de la maceta puede provocar retención de humedad del suelo y pudrición de la raíz. La planta se adapta muy bien al tamaño de la maceta en la que la pongamos por eso cada año o dos se puede aumente el tamaño de la maceta hasta que la planta alcance el tamaño deseado.

Otro punto para recordar es que estas plantas pueden hacer raíces masivas. Son capaces de atravesar los costados de plástico e incluso de cerámica de paredes delgadas. Para compensar el problema del cuidado de exceso de humedad y la velocidad de colonización de las raíces, se usan las macetas del tipo bonsai, menos profundas pero algo más grandes de lo que dictaría el sistema de raíces.  La naturaleza poco profunda de la maceta permite un secado más rápido de la masa del suelo, al tiempo que proporciona espacio para la expansión de la raíz.

 

Sustrato

Como la mayoría de todas las suculentas, los adenios, especialmente cuando están inactivos, son susceptibles a la pudrición de la raíz (que puede matar rápidamente a toda la planta) causada por tiempos prolongados en suelos demasiado húmedos. Por lo tanto, deben estar en macetas en una mezcla de suelo bien drenada. Cualquier mezcla comercial ligero puede servir como base, pero debe complementarse con aproximadamente 1/3 a ½  de material de drenaje, como arena gruesa (filtrada y lavada), arena limpia, grava o roca esponjosa (como Perlita).  Si hay turba en la mezcla, se debe trasplantar a tierra fresca aproximadamente cada dos años.

Rosa del desierto

Adenium obesum, adenios Cultivadas durante mucho tiempo por entusiastas de las plantas suculentas debido a su forma extraña, hermosas flores en colores que van desde el rojo profundo al blanco puro, y su tolerancia al abandono ocasional, los adenios se están convirtiendo rápidamente en un cultivo popular y plantas de interior en todo el mundo.

$11.520,00